El blog de Marc Bernabé

Mirai no omoide (Recuerdos del futuro)

Thursday, January 16th, 2014
  • Título: 未来の想い出 –Mirai no omoide– (Recuerdos del futuro)
  • Autor: Fujiko F Fujio
  • Editorial: Shōgakukan
  • Revista: Big Comic
  • Años publicación: 1991
  • Clasificación: viajes en el tiempo, costumbrista
  • Tomos: 1

Mirai no omoide cover

Me apetecía leer algo de Fujiko F. Fujio (1933-96), creador, entre muchos otros personajes, de Doraemon, que fuera cortito y algo diferente a las temáticas infantiles que siempre había tocado, cuando me topé con este tomo único que ciertamente sí parecía distinto. Y efectivamente no me equivoqué, porque distinto lo es bastante.

Esta es la historia de un mangaka veterano, llamado Rihito Nando, que un día descubre que ya ha dejado de ser el autor exitoso al que todas las editoriales se disputaban, ya que la única serie que está llevando en una revista en estos momentos es cortada al cabo de pocos episodios por no gozar del favor de los lectores. Un día, Nando decide ir a jugar al golf con otros dibujantes y editores con la idea de intentar convencer a algún editor para que le deje proponer alguna serie, y allí se da cuenta también de que un antiguo ayudante suyo es ahora una verdadera estrella del manga que le ha dejado atrás. Jugando al golf, sufre una especie de ataque al corazón y… ¡cuando vuelve a despertar, se encuentra con que ha retrocedido 20 años atrás en el tiempo, que vuelve a ser joven y tiene que empezar de nuevo!

Nando, pues, que olvida todo lo que vivió en los años desde su debut hasta su supuesta muerte, obtiene una segunda oportunidad y… básicamente, hace exactamente lo mismo que hizo la primera vez: trabajar duro en sus primeros años, junto a sus amigos y compañeros de profesión viviendo una vida muy modesta en un pequeñísimo y modestísimo apartamento, y conociendo el amor, y finalmente consiguiendo la fama con una serie y un personaje, Zashiki Boy, que se hacen extremadamente populares, todo esto viviendo una vida de trabajo, trabajo y más trabajo.

Mirai no omoide

El manga Zashiki Boy parece gustar a la editorial, que está dispuesta a publicarlo.

Sin embargo, una serie de decisiones se vuelven en su contra y, cuando llega el momento, se da cuenta de que ha vuelto a vivir la misma vida que la última vez, sin haber hecho nada para remediar las cosas con las que no estaba satisfecho, como por ejemplo evitar la muerte de su novia (con lo que más tarde se tendría que casar con otra mujer casi por obligación, sin que ella llegara a hacerle feliz a él) o trabajar en intentar no ser un “one hit wonder” con una sola serie exitosa, o vivir una vida de mucho trabajo y poco ocio y tiempo para hacer lo que realmente le gusta hacer a pesar de tener el dinero para hacerlo y mucho más.

La vida, entonces, le da una tercera oportunidad, y esta vez sí, se conjura para salirse con la suya… ¿Lo conseguirá?

Ciertamente, estamos ante un manga de ficción pero que me parece que tiene unas fuertes dosis de autobiografía del autor. No solo el aspecto del personaje Rihito Nando se parece muchísimo a Fujiko F Fujio, sino que encima la trayectoria (inicios modestos en un apartamento que recuerda sobremanera al Tokiwa-sō, un éxito sonado en forma de personaje que cae bien a los niños (Zashiki Boy = Doraemon), etcétera) me parecen indicativos suficientes para afirmar que estamos ante una especie de pseudoautobiografía. No sé hasta qué punto es autobiográfico, porque entendido como tal en su práctica totalidad denotaría que Fujiko F Fujio se arrepentía un poco en sus últimos años de vida de haber creado a un personaje como Doraemon, capaz de eclipsar casi toda su obra y a su propia persona (y no creo que fuera así en la realidad), o que no estaba satisfecho con su vida familiar y que se arrepentía de no haberse casado con una chica que en su juventud le robó el corazón o que (y esto sí puede perfectamente ser) habría preferido dedicar menos tiempo a trabajar y más a vivir la vida de la forma en la que le habría gustado.

En todo caso, aunque la temática del manga es un poco manida, lo cierto es que se disfruta bastante, y aún más si conoces la trayectoria del autor y te das cuenta de las similitudes entre el argumento y su propia biografía. Además, el tomo se completa con una interesante historia pseudodocumental titulada El nacimiento de Doraemon, donde el propio autor nos narra cómo surgió su personaje estrella, una de los iconos más reconocibles mundialmente del manganime japonés.

Lo mejor

  1. Los toques autobiográficos.
  2. La historia de El nacimiento de Doraemon.

Lo peor

  • La premisa del argumento está un poco vista.
  • Que esta fuera la última historia original que Fujiko F Fujio creara en su vida (en los años posteriores hasta su muerte en 1996 estuvo trabajando en Doraemon y continuaciones de otras series).

Hotel

Monday, July 29th, 2013
  • Título: Hotel
  • Autor: Shōtarō Ishinomori
  • Editorial: Shōgakukan
  • Revista: Big Comics
  • Años publicación: 1984-98
  • Clasificación: slice-of-life
  • Tomos: 37

hotel1

Hay veces en las que uno no tiene o tiempo o ganas de iniciar la lectura de una serie de manga con muchos tomos y argumento lineal, sino leer pequeñas historias autoconclusivas ambientadas en un mismo mundo o situación. Estoy hablando de obras como podrían ser Black Jack, KochiKame o Detective Conan, que a priori no requieren que el lector siga todo un argumento en el tiempo, sino que cada historia, más o menos corta, tiene un argumento propio (aunque haya un argumento lineal subyacente más o menos sutil). Esto facilita que el lector deje y retome la serie cuando le dé la gana, sin miedo a perderse por no acordarse de secuencias o sucesos pasados.

Hotel, uno de los mangas más exitosos de Shōtarō “el rey del manga” Ishinomori, es precisamente una serie de este tipo. Se ambienta en el Tokyo Platon, un hotel de gran envergadura y estatus, en cuyas dependencias pasa un poco de todo. Un capítulo narrará un desencuentro amoroso de una pareja, otra un caso detectivesco al más puro estilo Agatha Christie, otro una aventura que implica una maleta perdida, y así… No hay personajes recurrentes salvo el “staff” del hotel: el que más sale es Tōdō, el “general manager”, aunque no necesariamente aparece en todos los capítulos ni tiene un papel especialmente relevante en muchos de ellos.

Podríamos decir, pues, que el principal protagonista es el propio hotel, y los secundarios de lujo son los clientes y los trabajadores del mismo. Son historias con fuerte carga de entretenimiento, pero con el punto justo de emoción, candor, sentimiento, humor y alegría.

ds

¿Puede ser que se nos haya colado una prostituta en el hotel? ¡Hay que investigarlo!

No sé si acabaré leyendo todos los tomos (son 37 en la versión original y 25 en la de bolsillo, que es la que tengo yo), pero desde luego para mí es una serie ideal para ir cogiéndola de vez en cuando en épocas como la actual, sin ir más lejos, cuando por estar en medio de una verdadera montaña rusa de actividad, obligaciones y compromisos de todo tipo, tengo poquísimo tiempo disponible para leer y, cuando lo tengo, estoy tan cansado que solo aguanto 10 o 15 minutos de lectura antes de caer “frito”… Así que un capítulo de Hotel como entretenimiento y relax va de fábula ya que no exige ningún esfuerzo y proporciona grandes dosis de entretenimiento y relax.

Shōtarō Ishinomori dejó inconclusa esta serie debido a su muerte, en 1998, a unos escasos 60 años de edad… Si no fuera por ello, posiblemente hoy en día seguiría trabajando en ella y estaríamos hablando ya de una serie cercana a la mítica cifra de 100 tomos, ya que claramente la serie, con ese formato, podría evolucionar y estirarse tanto como diera de sí la imaginación e inventiva de su autor (y sabemos a ciencia cierta que Ishinomori, que ostenta el Récord Guinness de autor de cómic más prolífico de todos los tiempos, ¡la tenía para dar y vender!)

Lo mejor

  • Grandes historias autoconclusivas, algunas realmente memorables.
  • Me gusta mucho el formato “historias autoconclusivas” por los motivos expuestos más arriba.
  • Entretenido a más no poder.
  • Su adaptación televisiva a serie de imagen real cosechó un gran éxito, con 5 temporadas en su haber, todo un hito en un país en el que las series televisivas, de escasos capítulos (de 10 a 12) duran apenas una sola temporada.

Lo peor

  • El dibujo se ve anticuado. Ya Ishinomori tenía un estilo “viejo” en los años 80, debido a su veteranía, pero actualmente se percibe aún más viejo.

Jun

Thursday, January 3rd, 2013
  • Título: ジュン –Jun–
  • Autor: Shōtarō Ishimori
  • Editorial: Mushi Pro
  • Revista: COM
  • Años publicación: 1968
  • Clasificación: alternativo, raruno
  • Tomos: 1

jun1

Conocemos a Shōtarō Ishinomori (antes “Ishimori”) por muchos motivos: es considerado el “rey” del manga (solo tiene por encima al “dios” Osamu Tezuka); posee el récord Guinness de autor de cómic más prolífico del mundo; es el creador de personajes tan icónicos como los cyborgs de Cyborg 009 o el motorista enmascarado Kamen Rider; también es pionero del campo del manga didáctico, con su Historia de Japón en manga o su Nihon keizai nyūmon (Introducción a la economía japonesa / Japan, Inc.); entre muchas otras facetas…

Ishimori fue también una enorme influencia entre cientos, miles de dibujantes, que conformarían la siguiente generación de autores de manga: los que debutarían sobre los años 70. Primero, porque creó uno de los primeros (si no el primer) manuales de “cómo dibujar manga” (Ishimori Shōtarō no mangaka nyūmon, Introducción al oficio de mangaka por Shōtarō Ishimori) y segundo porque hizo muchísimos experimentos gráficos dentro del medio del manga que contribuyeron a hacerlo evolucionar considerablemente. En español, por cierto, podéis tener una primera toma de contacto con este autor, y su grafismo y manera de narrar, con la excelente Hokusai (EDT, 2012).

Lo que no es muy conocido, ya que parece ser una obra bastante olvidada, es el extremo al que llegó con la experimentación gráfica en la obra Jun, publicada a finales de los años 60 en la mítica revista COM fundada por Osamu Tezuka. De hecho, yo desconocía la existencia de esta historia hasta hace pocos años, cuando leí alguna referencia a ella en algún libro. No recuerdo cómo fue, pero rápidamente procuré conseguir la obra: cómo no, en su edición original, de formato A4, con cajita de cartón protector, tapa dura y excelente encuadernación e impresión, de 1968.

ds

Un ejemplo (doble página) del tipo de grafismo que podemos encontrar en las páginas de Jun.

Jun es una obra extremadamente experimental, sin aparente hilo conductor, protagonizada por un chico llamado Jun, que se entiende que es un alter ego del autor. Es una especie de recopilación de poesías en formato manga, con fuerte componente gráfico (ya que hay muy poco texto) y muchísima experimentación de todo tipo. Gráficamente es apabullante, aunque el contenido es directamente incomprensible en la mayor parte de las ocasiones (al menos para mí…). Creo que Ishinomori quería transmitir sensaciones y no contar ninguna historia, y lo consigue, al menos parcialmente.

La obra, como digo, se publicó en las páginas de la revista COM fundada por la empresa Mushi Pro de Osamu Tezuka, y se dice que, en una ocasión, este la criticó duramente con las palabras “esto no es manga ni es nada” (y, de hecho, personalmente creo que Tezuka tenía razón, porque no hay una historia en Jun, sino una sucesión de imágenes evocadoras sin demasiados vínculos entre sí).

Al parecer, Ishinomori se ofendió muchísimo con estas declaraciones, hasta el punto de desistir de seguir publicando su obra en la COM, pero Tezuka le pidió personalmente perdón e Ishinomori, como buen admirador y seguidor del gran maestro, aceptó las disculpas y siguió publicando la obra (que por cierto fue galardonada con el Premio Manga Shōgakukan). Tezuka era un hombre muy competitivo y envidioso del talento ajeno, y claramente Ishinomori estaba demostrando tenerlo a raudales, por lo que seguramente no llevó muy bien que un joven como ese le estuviera dando “sopas con honda” en lo referente a inventiva.

Jun, por cierto, fue un excelente campo de pruebas para poner en acción recursos gráficos que Ishinomori utilizaría más tarde en otras obras, como por ejemplo la excelente (¡impresionante!) Sabu to Ichi torimono hikae (Notas de los arrestos de Sabu e Ichi).

Lo mejor

  • Experimentación gráfica a palo seco, brutal y evocadora.
  • Una gran edición para ser de 1968, con páginas a color entre medio y todo lujo de detalles.

Lo peor

  • No hay hilo conductor y la mayoría de las historias resultan directamente incomprensibles.
  • En mí no ha despertado demasiadas sensaciones, la verdad. Sí, algunos recursos gráficos son impresionantes y el libro es todo un lujo visual, pero nada más que eso.

Parman no jōnetsuteki-na hibi (El apasionante día a día de Parman)

Monday, May 14th, 2012
  • Título: PARマンの情熱的な日々 –Parman no jōnetsuteki-na hibi– (El apasionante día a día de Parman)
  • Autor: Fujiko Fujio A
  • Editorial: Shūeisha
  • Revista: Jump SQ
  • Años publicación: 2009-10
  • Clasificación: manga-ensayo
  • Tomos: 2

El nombre de Fujiko Fujio A no es la primera vez, ni mucho menos, que aparece en este blog. Este autor, cuyo nombre real es Motoo Abiko, fue la media naranja del autor de Doraemon Hiroshi Fujimoto (Fujiko F. Fujio) durante más de 30 años, cuando eran conocidos conjuntamente por el nombre de Fujiko Fujio. En 1987, el dúo se separó y en el proceso también se “repartieron” sus obras. Fujiko Fujio A es el autor de mi adorada Manga Michi, además de obras tan capitales del manga infantil y juvenil como Ninja no Hattori-kun, Kaibutsu-kun, Warau Salesman, Parman, Pro Golfer Saru y muchas otras.
A sus más de 70 años, este autor sigue en activo, aunque por supuesto con una producción muy reducida. No deja de ser llamativo que, en 2009, se incorporara al elenco de autores de la nueva revista de Shūeisha Jump SQ, sustituta de la difunta Shōnen Jump mensual. La Jump SQ se caracteriza por recuperar para el gran público a autores que en su momento fueron superventas de la Shōnen Jump semanal, como Nobuhiro Watsuki (Rurouni Kenshin) o Masanori Morita (Rokudenashi Blues), así como por hacer experimentos, por ejemplo llevando al terreno del shōnen-seinen a autoras que siempre habían trabajado en el shōjo como Yōko Kamio (Hana yori dango). Es decir, básicamente los autores de la SQ son mangaka ya consagrados que tienen entre 30 y 40 años, y cuyo público ronda los 20-30 años de edad. Por eso, no deja de ser chocante que entre sus páginas se incorpore una obra del grandísimo y veteranísimo maestro Fujiko Fujio A.
Aun así, el papel de Fujiko Fujio A es bastante curioso ya que no escribe un manga como tal, sino pequeños ensayos-manga de 8 páginas por entrega, impresos en bitono (rojo-negro) y que, como su denominación de “ensayo-manga” indica, combinan texto con algunas viñetas (ilustraciones, a veces combinadas con fotografías) del inconfundible estilo de Abiko-sensei. En septiembre de 2010 por fin se recopiló suficiente material para recopilar este tomo que reseño, que no lleva número pero que presumiblemente tendrá continuación (de hecho, así es, en noviembre de 2011 salió un segundo tomo).

Un curioso formato para esta obra del autor de Ninja Hattori-kun

Los ensayos son muy variados y no tienen conexión entre sí. Básicamente se podría decir que su contenido es errático y sujeto exclusivamente al humor o inspiración del autor en ese momento. En uno te puede contar sobre sus orígenes como mangaka junto a Hiroshi Fujimoto, en otro te explica que fue a su pueblo natal a recoger un premio, en otro cuenta anécdotas sobre el Tokiwa-sō, en otro da rienda suelta a su profunda admiración por Osamu Tezuka y Akira Kurosawa, y en otro habla sobre golf (su gran pasión aparte del manga).
Hablando de golf, resulta casi enfermiza la afición que demuestra Abiko por este deporte, ya que en numerosas ocasiones habla sobre él, hasta el punto de que el lector puede llegar a pensar que “basta ya de golf, ¿no?” El nombre “Parman” del título, por cierto, es una referencia a una de sus obras más conocidas, Parman, que en japonés se escribe así パーマン. Con el tiempo, se ve que este autor ha acabado refiriéndose a sí mismo como “Parman”, y al parecer ahora lo escribe PARマン, con la parte PAR en alfabeto romano. Es solo una hipótesis mía, pero probablemente este “par” escrito así es otro guiño al golf, ¿no creéis: el “hombre (bajo) par”?
El libro contiene un total de 18 de estos pequeños ensayos, de interés variable, aunque en general, si este autor te gusta, se trata de una lectura amena y muy disfrutable, por ejemplo para devorar sosegadamente en un largo viaje de avión (mi caso ^_^). Además, como complemento, el libro lleva un reportaje sobre una de las reuniones del grupo de golf al que pertenece Abiko y que incorpora también a grandiosos mangaka como Tetsuya Chiba (Ashita no Joe), Takao Saitō (Golgo 13) y Gō Nagai (Mazinger Z), entre otros. Finalmente, tenemos una entrevista de preguntas y respuestas cortas, varios “homenajes” realizados por varios mangaka y amigotes, una conversación entre el sensei y Masahiko Ibaraki (primer editor jefe de la SQ, el que le fichó) y una breve cronología de la vida del autor que complementan muy bien un tomo bastante interesante.

Lo mejor

  • Ensayos cortitos e ilustrados que se hacen amenos de leer.
  • Conocemos bastantes interioridades y anécdotas de la vida de este gran maestro del manga.

Lo peor

  • Algunos ensayos son más aburridos que otros.
  • Tanto golf a veces cansa.

Conferencia – Tokiwa-sô, los apartamentos del manga

Sunday, April 1st, 2012

En los años 50, el gran padre del manga moderno, Osamu Tezuka, se mudó a Tokio desde Osaka y se instaló en un edificio de apartamentos llamado Tokiwa-sô. Pronto, otros dibujantes jóvenes, atraídos por el aura del gran maestro, se instalaron en esos mismos apartamentos incluso después de que Tezuka hubiese salido de ellos. Entre estros dibujantes se encuentran algunos de los autores más importantes de la historia del manga, como Shôtarô Ishinomori (Cyborg 009, Hotel, Kamen Rider…), el dúo Fujio Fujiko (Doraemon, Obake no QTaro, Ninja Hattori-kun…) o Fujio Akatsuka (Tensai Bakabon, Osomatsu-kun…). En esta conferencia aprenderemos sobre ellos e, indirectamente, sobre la historia del manga en general.
Conferencia realizada en la Centro Cultural CorpBanca de Caracas (Venezuela), en febrero de 2012 y organizada por Fundación Japón y la Embajada del Japón en Venezuela.

Switch to our mobile site