El blog de Marc Bernabé

Sobre el blog

“Hola, me llamo Marc y soy lector de manga.” “¡¡Hola, Marc!!”
Bueno, esto parece una sesión de alcohólicos anónimos (¿o tal vez deberíamos decir mangahólicos anónimos?). Es posible que alguno de los visitantes de este blog conozca mi nombre por ser el autor de la serie de libros para aprender japonés Japonés en viñetas (entre otros) o por mi trabajo como traductor de manga en Daruma, SL, donde creamos las versiones españolas y catalanas de obras de manga y anime licenciadas por las principales editoriales y licenciatarios de España.
Sin embargo, hasta ahora, sólo las personas más cercanas a mí conocen mi faceta de lector compulsivo de manga… ¿Qué le vamos a hacer? ¡Me encanta el manga! O, mejor dicho, me encanta investigar sobre el manga. Raramente leo más de uno o dos tomos de una serie (que no tenga que traducir, claro está), y eso que, como ya sabes, la mayoría de las series más famosas llegan a tener decenas de tomos. Me fascina investigar sobre el manga, ver qué tipos de obras existen en el mercado nipón, cuáles son las influencias que conforman la base del manga que se está publicando en estos momentos, qué obras extrañas, curiosas, ilustradoras, puedo encontrar por ahí. Me encanta estar atento a las principales novedades del mercado y leer antes de que se publiquen aquí obras que pueden ser grandes éxitos mundiales (o grandes bluffs); y también disfruto como un enano, cada vez que voy a Japón, recorriendo las tiendas de manga de segunda mano y comprando manga antiguo.
De hecho, una de mis aficiones más inconfesables es coleccionar tomos 1 de series famosas de manga, sobre todo de los años 60 y 70, tal como fueron publicados en su origen. Es decir, no ediciones en formato de bolsillo, ni kanzenban, ni wide-ban, ni reediciones, ni recopilaciones. El tomo tal y como fue publicado en su origen. Si eres fan de cómic americano, posiblemente estarás pensando “este tío está forrado si puede hacer eso”. Afortunadamente para mí, los japoneses no son nada fetichistas y se pueden encontrar tomos de ediciones originales de famosas obras de manga por 3, 4, 5, o como mucho 10 euros. Claro que la mayoría no las encontrarás en “mint condition”, ¡pero eso a mí no me importa! Como buen japanófilo, también me gusta el efecto wabi-sabi del papel viejo y ajado, amarillento, el olor a rancio, las sobrecubiertas gastadas… ¡Fantástico!
En fin, pese a lo que pueda parecer, en este blog no me dedicaré únicamente a comentar obras antiguas. Como he dicho al principio, me gusta leer un poco de todo, así que toco obras modernas y antiguas, shônen shôjoseinen y clásico, slice-of-life y cafre. En este blog, mi objetivo no es otro que presentarte algunas de estas obras que leo y disfruto.
La norma general será presentar obras no publicadas en España, pero (y esto es importante), no quiero que, debido a mi vinculación evidente con varias editoriales de manga de España, pienses que “si el Bernabé comenta en su blog la obra X, entonces es que esta o esta otra editorial van a licenciarla”. De hecho, y que quede claro, no tengo ninguna influencia en la selección de títulos de ninguna editorial. Así que, mi otra norma será NO COMENTAR (que yo sepa en el momento de escribir el comentario en el blog, se entiende) ninguna obra que esté en vías de ser publicada en España, esté anunciada o no. Así no habrá lugar a equívocos ni las obras que yo comente se incluirán, en principio, en las quinielas de futuras licencias para España.
En fin, espero que disfrutes de este blog tanto como yo disfruto leyendo todas estas obras que voy a ir comentando aquí.

Switch to our mobile site