El blog de Marc Bernabé

Onmyōji (Exorcista)

Wednesday, November 5th, 2014
  • Título: 陰陽師 –Onmyōji– (Exorcista)
  • Autor: Baku Yumemakura (historia original) / Reiko Okano (dibujo)
  • Editorial: Scola, Hakusensha
  • Revista: Comic Birz, Monthly Melody
  • Años publicación: 1993-2005
  • Clasificación: sobrenatural, histórico
  • Tomos: 13

onmyoji1

Mi primer contacto con esta obra fue hace ya muchos años, creo que sobre 2001, cuando me llamó la atención por haber sido galardonada con el Premio Cultural Osamu Tezuka. Como dos años antes fue Monster de Naoki Urasawa, una de mis obras favoritas, la que ganó este premio, es natural que estuviera atento a cualquier otra obra que mereciera tal distinción, y además esta se encontraba, en ese momento, en todas las librerías en posiciones muy destacadas, por lo que era imposible que no te llamara la atención. Poco después se realizó la adaptación cinematográfica en imagen real y, bueno, podemos decir que en esa época hubo un pequeño boom de los onmyōji en Japón.

Recuerdo haber tomado el primer tomo con muchas ganas y empezado a leer, pero dejarlo a las pocas páginas porque simplemente me estaba costando tanto seguir la historia que llegaba a aburrirme. Dos factores contribuyeron a esto: por un lado, la ambientación histórica en la corte imperial de Japón de las cercanías del año 1000 d.C. Al ambientarse la historia en este tipo de marco (muy parecido al de obras literarias como La historia de Genji o El libro de la almohada) y tener yo escasos conocimientos sobre la misma, la verdad es que se me hacía muy cuesta arriba. El segundo factor fue el idioma, ya que los personajes hablan con un deje arcaico para ambientar mejor la historia, y tampoco podemos decir que en esa época dominara el japonés antiguo; de hecho, mis problemas tenía ya con el contemporáneo.

Sin embargo, nunca he llegado a olvidar este manga y siempre había querido darle una segunda oportunidad. No en vano, es una historia muy popular en Japón, basada en una serie de novelas escritas por Baku Yumemakura y que, aparte del Premio Cultural Tezuka, consiguió también el Premio Seiun en 2006, otro famoso galardón japonés. La obra tenía que ser buena por fuerza, el problema había sido mío al no poder seguirla por falta de conocimientos.

Como seguramente sabéis, una de las obras que estoy traduciendo es Nura, el señor de los yōkai (Nurarihyon no mago). Aunque se ambienta en la época actual, uno de los personajes, una chica, es descendiente de una familia de onmyōji de Kioto, y de hecho en un momento de la historia aparece el mismísimo Abe no Seimei (921-1005), el onmyōji más célebre que ha existido jamás… Que, de hecho, es el protagonista del manga Onmyōji que reseño en esta ocasión. Los onmyōji eran una especie de exorcistas y expertos en lo sobrenatural y el horóscopo, una especie de chamanes, que trabajaban al servicio de la corte imperial solucionando posibles problemas de posesiones, apariciones y malos agüeros, aparte de servir también como adivinos y oráculos.

ds

Abe no Seimei enfrentándose a un monstruo en el Japón de la era Heian.

Traducir una historia en la que aparecen onmyōji fue el punto de motivación que necesitaba para intentar de nuevo acercarme a este manga. Y ahora, con un bagaje infinitamente mayor sobre historia y lengua de Japón, sí lo he podido seguir sin problema alguno, y me ha parecido maravilloso.

Como decía hace unas líneas, el protagonista de este manga es Abe no Seimei, un auténtico prodigio del onmyōdo (literalmente “camino del yin y el yang”) que se convirtió en toda una leyenda. El manga está realizado de forma impecable, tanto gráfica como argumentalmente, y te atrapa con gran maestría gracias a la combinación de un dibujo realista y muy bonito aderezado por numerosas apariciones sobrenaturales dibujadas con un gusto exquisito. El manga no intenta ser realista, sino que sin ningún tipo de problema hace aparecer a demonios, ogros y trasgos, todo tipo de monstruitos (yōkai) del folklore japonés y, en formato de historias autoconclusivas, nos va presentando diferentes situaciones que Abe no Seimei tiene que solucionar.

Lo mejor

  • Un manga exquisito, tanto en el dibujo como en el argumento.

Lo peor

  • Hay que tener un bagaje importante de lengua arcaica e historia y orden social de la corte imperial del período Heian (794-1195).
  • Por sus particularidades (tiene un estilo bastante josei manga, es decir, pensado para el gusto de mujeres adultas) y temática, es complicadísimo verlo publicado algún día en nuestro país.

Oshiire (El armario)

Tuesday, December 17th, 2013
  • Título: 押し入れ –Oshiire– (El armario)
  • Autor: Ryōko Yamagishi
  • Editorial: Kōdansha
  • Revista: Amie
  • Años publicación: 1997-98
  • Clasificación: josei, historias cortas
  • Tomos: 1

oshiire1

Ryōko Yamagishi es una miembro del llamado Grupo del 24 (ver aquí un vídeo explicativo y en el primer párrafo de este artículo una explicación textual sobre lo que representa esta generación de autoras para la historia y el desarrollo del shōjo manga) que es muy conocida en Japón por obras como Arabesque (1971-73) y Hi izuru tokoro no tenshi (El ángel de donde sale el sol, 1980-84).

Aunque alguna vez he leído partes de sus obras, me parece que nunca había reseñado ninguna en este blog, así que empezar con Oshiire me parece una buena idea.

Oshiire es una recopilación de historias cortas publicadas en la revista Amie entre 1997 y 1998, aunque una de ellas es un poco anterior, de 1994. Es decir, nos encontramos con una Yamagishi ya madura, lejos de su versión más popular y conocida (su momento de máximo esplendor durante los años 70 y la primera mitad de los 80, al igual que el resto de las autoras del Grupo del 24). Pero también encontramos una autora perfectamente asentada, que puede hacer un poco lo que le da la gana sin preocuparse de cuestiones comerciales porque ya tiene a su público y ha dejado de importarle vender más o menos.

Así, aunque Yamagishi nunca ha destacado por tener un dibujo especialmente bonito (a los ojos de un lector contemporáneo, ojo, y siempre con muchos matices sobre lo que significa “dibujo bonito”), en las historias de Oshiire su trazo se relaja mucho, hasta el punto de parecer incluso “dejado”. Eso no significa, claro está, que sus personajes no resulten creíbles y sus historias no lleguen a enganchar considerablemente. A mí, desde luego, la lectura de las historias me ha dejado muy buen sabor de boca y me ha atrapado a pesar de que no hayan sido creadas para un público objetivo como el que podría representar yo, es decir, por una mujer más bien madura y pensando en un público también femenino de 30 o 40 años para arriba.

ds

¿Habrá algo en el armario, que empeña en quedarse entreabierto?

Las historias de que se compone este tomo son:

  • Yoru no uma (Caballo nocturno): Inquietante historia sobre experiencias después de la muerte, cuando alguien que ha estado muerto durante un instante regresa a la vida habiendo experimentado ciertas sensaciones, con un planteamiento muy original y una conclusión sorprendente.
  • Media: Junto con Oshiire, la historia que más me ha gustado. Narra la trayectoria de una joven estudiante y su relación con su obsesiva madre, que la ama con auténtica pasión… Ella también quiere muchísimo a su madre, pero las neuras de esta suponen un obstáculo para su carrera.
  • Oshiire (El armario): Narración de una historia basada en hechos reales que una autora de manga le contó en su día a Yamagishi. Está contada en primera persona por la autora y narra unos misteriosos hechos que ocurren en la casa de una ayudante de mangaka y su hermana, en los que el armario desempeña un papel fundamental.
  • Ameonna (La mujer de la lluvia): Enrevesada historia en la que una mujer casada descubre ciertas infidelidades de su marido, pero luego resulta que no es así y… de nuevo, un manejo curioso del guión para jugar con la vida, la muerte y el más allá.

Lo mejor

  • Historias curiosas que enganchan bastante.
  • Buena sensación de lectura, amena y agradable.

Lo peor

  • El dibujo no acaba de gustarme, la verdad.
  • Algún giro del guión, sobre todo de Yoru no uma y Ameonna, me parece un poco demasiado complicado y poco claro.

Sakamoto desu ga? (Soy Sakamoto. ¿Por?)

Wednesday, December 11th, 2013
  • Título: 坂本ですが? –Sakamoto desu ga? – (Soy Sakamoto. ¿Por?)
  • Autor: Nami Sano
  • Editorial: Enterbrain
  • Revista: Fellows (actual Harta)
  • Años publicación: 2012-en curso
  • Clasificación: escolar, humor
  • Tomos: 2 (en curso)

sakamoto1

Este manga llamó mi atención hace poco, cuando de repente, en una de las típicas listas de “lo más vendido” japonesas, el tomo 2 de esta serie se coló en el número 1 desbancando a One Piece 72. Vale, de acuerdo, era la tercera semana de One Piece en la lista (las dos primeras, ocupando por supuesto el primer puesto) y la primera de Sakamoto, pero aun así me pareció muy remarcable que un manga del que nunca había oído hablar, y con solo 2 tomos en el mercado, se colocara de repente en ese puesto.

Después de leerlo, debo decir que el manga es realmente bueno. El personaje protagonista es el típico que gusta a las lectoras de manga con tendencias fujoshi: un estudiante de instituto guaperas, con gafitas y realmente cool. Muy cool. Tan cool, que todo lo que hace, lo hace a la perfección y sin despeinarse. Desde esquivar con un elegante gesto el típico borrador colocado sobre la puerta para que, al abrirla, caiga encima del incauto, hasta evitar con gráciles movimientos y sin perder nunca el semblante impertérrito los ataques de los garrulos del instituto a los que da tanta rabia que quieren ridiculizar (obviamente, no solo no lo consiguen sino que además se gana sus corazones…).

Sakamoto es básicamente perfecto, y sus acciones nos las pinta la autora, Nami Sano, con tanta gracia y tanta naturalidad que consiguen arrancar una sonrisa al menos pintado, y la provocan que la gran pregunta planee continuamente sobre la obra… ¿Es Sakamoto realmente humano? ¿Tiene superpoderes? ¿Será un extraterrestre o algo así?

dsd

Esquivando con “sakamotesca” elegancia la broma del cubo de agua sobre el cubículo del retrete.

No puedo evitar comparar esta obra con una de las de reciente hornada de la Jump que más gracia me hace: Saiki Kusuo no sainan (Las tribulaciones de Saiki Kusuo), una historia de humor del que me gusta a mí (bastante cercano al de Gintama, por cierto), con un protagonista absolutamente cool e impertérrito (también con gafas) pero que, en este caso, sí queda claro desde el primer momento que cuenta con superpoderes (Saiku Kusuo, el nombre, es desde luego un juego de palabras = Saikikusu(o) se pronuncia en japonés igual que la palabra inglesa psychics).

Lo mejor

  • El humor es muy peculiar, pero a mí desde luego ha conseguido hacerme mucha gracia. Y, viendo su éxito en Japón, es obvio que a los japoneses también.
  • El dibujo está muy bien también.

Lo peor

  • El protagonista no es el típico protagonista cachas, guaperas, forzudo, de pelo pincho y tal… Es un chaval guapo, sí, pero con gafas y tal. Alejado de los estándares occidentales en este sentido y muy centrado al “fujoshismo”. A mí no me molesta, en absoluto, pero sí puede echar para atrás a cierto tipo de compradores en Occidente, lo que sería una lástima.
ds

Pequeño mosaico de portadillas que expresan perfectamente la filosofía “serio-humorística” de este manga. ¡Me encantan! (Clic para ampliar, como siempre)

Heart o uchinomese! (Knock your heart out)

Tuesday, August 6th, 2013
  • Título: ハートを打ちのめせ!–Heart o uchinomese!– (Knock your heart out)
  • Autor: George Asakura
  • Editorial: Shōdensha
  • Revista: Zipper Comic, Feel Young
  • Años publicación: 2001-03
  • Clasificación: romance
  • Tomos: 2

heartouchinomese1

George Asakura es una de las autoras (sí, a pesar de autonombrarse “George”, es una mujer… no comment) favoritas de una amiga japonesa, que en alguna que otra ocasión me ha dejado algún manga suyo para leer, e incluso he reseñado uno: Suimitsutō no yoru (Noches de melocotón).

Hace poco cayó este manga en mis manos y me apeteció cambiar un poco de registro de lectura y ponerme a leer un manga pensado para chicas adolescentes tardías. No sabría si clasificar este manga como josei, pero desde luego no es un shōjo tampoco, así que diría que está a medio camino (es lo que tienen de malo las clasificaciones, que hay obras que acaban cayendo entre los intersticios).

Estamos ante una obra curiosa, que capítulo a capítulo presenta el punto de vista de varios chicos y chicas, compañeros de clase, que están en esa época de la adolescencia media en la que se empieza a experimentar con los novios y novias y algunos, los más osados, empiezan a tener relaciones sexuales. Se trata de historias de amor, otras puramente carnales, de confusiones mentales, hormonas desatadas, envidias y traiciones entre chicos y chicas quinceañeros.

Por ejemplo, la primera historia se nos cuenta desde el punto de vista de Negishi, una chica que suspira por Arai, guapo miembro del club de béisbol. Como sabe que, de por sí, él no se fijará en ella porque parece estar prendado de otra chica llamada Ruri (que después, en posteriores capítulos, descubrimos que está enamorada de su profesor -viudo- y le tira los tejos hasta conseguir ligárselo), Negishi se le ofrece carnalmente. Así, noche tras noche, Negishi experimenta con el sexo con Arai en el invernadero de la familia de este. Mientras tanto, rumores sobre la relación empiezan a correr por el colegio… Y Negishi, claro está, empieza a sentir remordimientos por haber usado su cuerpo para conquistar a Arai, aunque sea solo en cuerpo, porque parece claro que en alma, a priori, él sigue sin quererla genuinamente…

Esta y otras historias del círculo de Arai, Negishi y Ruri se entrelazan en un cómic apasionante de leer, al que al principio cuesta un poco meterse pero, una vez dentro, te atrapa irremediablemente porque quieres saber qué secretos esconden todos estos chicos que empiezan, tentativamente, a conocer los recovecos del amor y del sexo.

Lo mejor

  • Me ha gustado el formato de historias entrelazadas.
  • La carga sentimental y el estado mental confuso de los protagonistas se transmite muy bien.

Lo peor

  • Quizá cuesta un poco meterse en la historia.

Umimachi Diary (Diario de una ciudad costera)

Wednesday, April 17th, 2013
  • Título: 海街diary –Umimachi Diary– (Diario de una ciudad costera)
  • Autor: Akimi Yoshida
  • Editorial: Shōgakukan
  • Revista: Flowers
  • Años publicación: 2006-?
  • Clasificación: costumbrista
  • Tomos: 5 (en curso)

umimachi1

En principio no me llamaba mucho la atención este manga hasta que se hizo con el galardón Manga Taishō (Gran Premio Manga) hace poco menos de un mes. Obviamente, el hecho de que un manga gane un premio importante ya es de por sí motivo para saber que está por encima de la media, así que me decidí a hacerme con el primer tomo y leerlo, y la verdad es que ha valido la pena.

Estamos ante un manga que, si hubiera que clasificarlo, entraría más bien en la clasificación de josei muke manga, es decir, “manga para mujeres adultas”. Está clarísimo que un hombre también puede leerlo y disfrutarlo, pero el espíritu del manga, el público para el que fue originalmente concebido, es eminentemente femenino y adulto (esto último, más que nada porque su temática aburriría a un niño o incluso a un adolescente). Akimi Yoshida, su autora, es una veterana mangaka que ya destacó en los años 80-90, sobre todo con Yasha y Banana Fish, y que ya en esa época destacaba por hacer mangas de tipo shōjo pero con alma de shōnen, así que no es nuevo el hecho de que sea complicado “clasificar” sus obras incluso hoy en día.

Las tres hermanas Kōda, Sachi (29), Yoshino (22) y Chika (19), viven en una casa bastante antigua de la histórica ciudad de Kamakura después de que su padre las abandonara cuando eran pequeñas y su madre se fuera también poco después, quedando las tres al cuidado de su abuela. A lo largo de los años, han aprendido a vivir cada cual a su manera. Sachi es seria y responsable, Yoshino trabaja en una caja de ahorros local, es bastante pava y no para de liarse con chicos guapos, a menudo de menos edad que ella, y finalmente Chika es más bien superficial y alegre, un poco pasota.

ds

Las tres hermanas (de negro, después del funeral) y la hermanastra.

De repente, reciben las noticias de la muerte de su padre, al que no veían desde que se fue hace muchos años, y se enteran de que el funeral se celebrará en una localidad termal de la prefectura de Yamagata, donde el hombre pasó sus últimos años de vida trabajando en un hostal ryokan. Sachi, que guarda bastante rencor por su padre y tiene bastantes recuerdos de él de su infancia, insta a Yoshino y Chika a que acudan a ese funeral –a pesar de las protestas de estas–, mientras ella se excusa argumentando que tiene turno de noche (trabaja de enfermera).

Una vez llegadas a Yamagata, Yoshino y Chika empiezan a albergar todo tipo de sentimientos contradictorios al enterarse de cómo fue su padre, ese hombre del que apenas sabían nada. Entre otras cosas, se enteran de que en el momento de fallecer iba por su tercer matrimonio: se había casado hacía poco con una mujer que ya tenía dos hijos pequeños. En el segundo matrimonio había tenido una hija, Suzu (13) que, forzada por las circunstancias, ahora tiene que vivir con esa mujer, que parece bastante inestable y débil mentalmente.

Al enterarse de la situación, Sachi acude desde Kamakura al día siguiente, a pesar de no haber dormido, y participa en el funeral de su padre. Al conocer a su hermanastra Suzu, una chica muy seria y responsable, le ofrece irse a vivir con ellas a Kamakura… Poco después, Suzu acepta y las tres hermanas pasan a ser cuatro. A partir de aquí, la historia se basa en capítulos largos autoconclusivos que narran episodios de la vida de estas cuatro chicas.

Como extra, os dejo el vídeo de nuestra experiencia en la ceremonia de entrega de premios Manga Taishō realizada por el Capitán Urías. Podéis leer su texto, en la entrada original, aquí.

Lo mejor

  • Una historia llena de sentimientos, muy bien narrada y dibujada.
  • Me gusta el formato de historias más bien largas, pero autoconclusivas.
  • Es curioso el hecho que el título principal del manga, Umimachi diary, se muestre en pequeño en los tomos (como si fuera el subtítulo), mientras que uno de los títulos de las historias que contiene cada tomo se muestra en grande, como si fuera el título principal de la obra. Da la sensación de que, más que una serie homogénea, sean todos tomos autoconclusivos que comparten los mismos personajes y planteamiento (y en parte es así).
  • La ambientación en la bella ciudad de Kamakura, prácticamente un “personaje” más en la obra.

Lo peor

  • De nuevo, la nula viabilidad que tendría en nuestro mercado hace impublicable una obra de estas características.