El blog de Marc Bernabé

Shachō Shima Kōsaku (Presidente Kōsaku Shima)

Wednesday, June 25th, 2014
  • Título: 社長島耕作 –Shachō Shima Kōsaku– (Presidente Kōsaku Shima)
  • Autor: Kenshi Hirokane
  • Editorial: Kōdansha
  • Revista: Morning
  • Años publicación: 2008-2013
  • Clasificación: empresarial
  • Tomos: 16

shacho-shima-kosaku1

Shachō (Presidente) Shima Kōsaku, la etapa en la que Shima llega al puesto ejecutivo más alto de su empresa, debería haber sido en principio la saga que cerrara la historia de oficinistas japoneses más exitosa y longeva: no en vano, a lo largo de más de 30 años, Kenshi Hirokane nos ha contado, en tiempo real, la historia de un hombre, Kōsaku Shima, desde que fue nombrado kachō (jefe de sección) hasta llegar a lo más alto (y, por si fuera poco, ha realizado varias secuelas, la primera –temporalmente- de las cuales, Young Shima Kōsaku, con lo que está completando la biografía manga entera de una persona). Te recuerdo el post-índice para que sepas cuántas sagas existen sobre Kōsaku Shima y puedas, si no lo has hecho, leer las reseñas.

Durante 6 años, Shima fue presidente de su empresa y, al retirarse, en vez de terminarse el manga como podríamos haber pensado, el personaje fue nombrado kaichō o presidente honorífico, con una nueva saga, Kaichō Shima Kōsaku , que es la que se está publicando en estos momentos (de hecho, ayer día 24 de junio de 2014 salió el tomo 2 en Japón). Así que, a saber hasta cuándo va a durar esto.

Recordemos que, en la saga Senmu, Shima acabó siendo nombrado presidente de la nueva Hatsushiba Goyō Holdings tras culminarse la fusión de su empresa, la Hatsushiba, con la Goyō, por presiones debido a un intento hostil de compra de la Goyō por parte de los coreanos Somsan.

En la saga en la que es presidente, Shima tendrá que enfrentarse a varios problemas al más alto nivel. Uno de ellos, sin ir más lejos, es consumar la fusión y buscar un nuevo nombre y logotipo para la empresa, que deje atrás los nombres tradicionales Hatsushiba y Goyō. Después de varias consideraciones, el nuevo nombre pasa a ser TECOT, una denominación que juega con los conceptos techonology y ecology. El cambio de nombre supondrá una serie de consecuencias que, obviamente, tendrán un coste, pero que en principio tienen que ser positivas a la larga, aunque ello requerirá de una elevada inversión sobre todo en publicidad.

ds

Shima, por fin, en lo más alto de su empresa (en esta escena por cierto empieza el terremoto de 2011).

Otra saga bastante interesante es la de las baterías: con el mercado de la electrónica de consumo ya prácticamente en manos de los coreanos y los chinos, los japoneses tienen que intentar sobrevivir y afianzarse en otro tipo de negocios. La TECOT, gracias a lo que antes era la Goyō, tiene un control bastante férreo del mercado de las baterías, que se prevé que será de gran importancia en el futuro próximo (esta saga en concreto transcurre sobre el año 2009) debido a la gran demanda de baterías para coches, ordenadores, móviles, tabletas, etcétera. Pero uno de los grandes problemas del mercado de las baterías es la obtención de la materia prima: metales raros como el litio que no son fáciles de encontrar. En esta subsaga asistiremos a una auténtica guerra entre chinos, coreanos y japoneses por hacerse con el control de minas y otras fuentes de litio, en la que se ven involucrados gobiernos enteros, por ejemplo el de Bolivia, debido a la riqueza de este país en este sector gracias al salar de Uyuni.

También destacar, en esta saga, sobre el tomo 10, un aspecto concreto de la incorporación al manga de problemas de la vida real, en una fusión fascinante entre el mundo real y el manga. Me refiero al terremoto y tsunami del 11 de marzo de 2011 que, además, provocó la gravísima crisis nuclear de Fukushima. Puedes leer más sobre este tema en este post que escribí hace ya más de 3 años en mi otro blog Niponadas.

Lo mejor

  • Más y más Shima, con más información y más oportunidades de aprender. Pero sin nunca dejar de lado el entretenimiento, con algunas historias más light que amenizan la historia.
  • Rabiosa actualidad (en el momento en el que se editó originalmente el manga, claro. Este es un factor que se va diluyendo con el tiempo, aunque dentro de unas décadas yo creo que este será un manga esencial para entender el mundo empresarial y social de Japón durante los años en los que este manga ha estado siendo publicado).

Lo peor

  • Algunas partes resultan muy densas (aunque a mí esto me gusta, porque me permite aprender un montón).

Inuyashiki

Tuesday, June 10th, 2014
  • Título: いぬやしき –Inuyashiki–
  • Autor: Hiroya Oku
  • Editorial: Kōdansha
  • Revista: Evening
  • Años publicación: 2014 – en curso
  • Clasificación: acción, ci-fi
  • Tomos: 1 (en curso)

inuyashiki1

Recuerdo claramente cuando, en el año 2001, viviendo en Yokohama, descubrí en una librería los 5 tomos de Gantz que habían salido hasta ese momento. Esas portadas de brillante color rojo, con pequeñas ilustraciones en blanco y negro, me llamaron poderosamente la atención y, evidentemente, me faltó tiempo para adquirir el manga y ALUCINAR con ese argumento enfermizo y ese dibujo extraordinario.

13 años más tarde, y una vez finalizado Gantz con 37 tomos en total, Hiroya Oku vuelve a sorprenderme. Sin ni siquiera darme cuenta de que este manga que reseño ahora es también suyo, ya su portada me llamó poderosamente la atención (por motivos obvios, creo). Evidentemente, cuando, viéndola más de cerca, vi de quién era obra, supe que tenía que ser mía.

Inuyashiki es una historia sorprendente en varios aspectos. Primero, porque empieza como un manga muy del día a día, casi costumbrista, por lo que la lectura de las primeras páginas pueden llevarnos a un mundo similar al descrito en Maeteru no kimochi. Me explico: la historia nos presenta a una familia, apellidada Inuyashiki, de cuatro integrantes. Un padre de 58 años pero que parece mucho más viejo (de hecho, Oku pone pequeñas líneas cinéticas al lado de su cabeza para indicar que tiene cierto tembleque), una madre que tiene toda la pinta de una “maruja” japonesa, una chica adolescente muy guapita y un niño de unos 12-13 años.

Las primeras escenas nos muestran a los Inuyashiki en plena mudanza: por fin, después de años y años de ahorro y sacrificio, el padre ha conseguido adquirir una casa unifamiliar. A pesar de sus esfuerzos, nadie valora al padre y en vez de alegrarse por tener una casa nueva, lo único que hacen los demás es criticar que sea tan pequeña, que tenga poca luz, etcétera. Podemos imaginar, pues, cómo se siente este muy envejecido salaryman japonés: totalmente ignorado y anulado por su familia, hasta el punto de que finalmente encuentra el cariño y el solaz en la figura de un perrito que decide adoptar de la perrera.

ds

Momento Oku: ¿Qué coj…?

Su pequeño momento de alegría dura poco, pues recibe una carta del hospital que le conmina a volver a hacerse unas pruebas de salud. Las pruebas arrojan el devastador mensaje de que el padre Inuyashiki está gravemente enfermo de cáncer, que tiene metástasis por todas partes, y que le quedan apenas tres meses de vida.

Sin que su familia le dé pie a que les cuente la tragedia, porque tienen sus propias “preocupaciones” y pasan totalmente de él, Inuyashiki decide ir a dar un paseo con el perro. Llega a un parque y entonces es cuando este manga deja de ser Maetel no kimochi para entrar de lleno en un mundo más cercano al de Gantz. De repente cae un objeto pesadísimo del cielo en medio de un gran estruendo, que aplasta a Inuyashiki y a un chico que había cerca. Acto seguido, leemos una conversación en la que no podemos ver quiénes hablan pero que dicen algo como que nadie debe notar que han tenido ese accidente y que hay que recomponer los daños, aunque sea solo superficialmente porque no hay tiempo para recomponer lo estropeado a la perfección.

A la mañana siguiente, Inuyashiki se despierta en el parque. Se siente extrañamente bien, mucho mejor que antes. Poco a poco, va descubriendo que su cuerpo es una especie de máquina desmontable con unas prestaciones tecnológicas y bélicas brutales… ¿Qué es lo que le ha pasado a Inuyashiki? ¿Quiénes son los seres que lo mataron accidentalmente y luego lo reconstruyeron en forma de ciborg? ¿Cómo va a evolucionar la historia a partir de ahora? Bienvenidos al loco mundo de Hiroya Oku… ¡De nuevo!

Lo mejor

  • Si te gusta Gantz, disfrutarás con Inuyashiki.
  • Argumento alocado, dibujo excelente.
  • Me encanta cómo Oku “retrata” a la población japonesa actual, especialmente a los adolescentes, con una desgana y una pachorra brutal.
  • Los guiños a Gantz: hacia el final del tomo 1 aparece la habitación de un personaje con las paredes llenas de pósters de Gantz, y entre él y su visitante se ponen a hablar de la serie, haciéndose eco, con gran ironía y sentido del humor, de las críticas que corren por los foros de internet que lo definen como “un manga de mierda”.

Lo peor

  • Con un solo tomo en el mercado me parece precipitado sacarle pegas a este manga. Yo de momento no le encuentro ninguna más que como Oku utiliza con tanta profusión el ordenador para diseñar los fondos de sus mangas, el estilo de dibujo a veces resulta un poco frío. Pero no me parece tan gran inconveniente.

Pact

Tuesday, April 29th, 2014
  • Título: Pact
  • Autor: Shinnosuke Kuji
  • Editorial: Kōdansha
  • Revista: Young Magazine
  • Años publicación: 2014-?
  • Clasificación: thriller, ciencia-ficción
  • Tomos: 1 (en curso)

pact1

Cada vez que voy a Japón por trabajo o por placer (o una combinación de las dos cosas), obviamente me paso por alguna que otra librería para ver qué es lo que se está cociendo en el mundillo del manga, y entre todo lo que veo compro siempre dos, tres, o los tomos que haga falta de tomos nuevos de series que acaban de empezar que me llamen la atención. En esta ocasión, dos fueron las series que más me intrigaron al ver sus tomos puestos en las estanterías, hasta el punto de hacerme con un ejemplar del tomo 1 de cada una de ellas (el único que de momento hay disponible, por otro lado).

La primera es esta Pact, que me llamó la atención por la temática, que según los textos promocionales de la librería y la editorial, parecía de artificieros (desactivadores de bombas). Como a veces no sabes muy bien lo que te puedes encontrar en el manga, y desde luego la temática parecía interesante y original, no dudé en hacerme con ella.

Efectivamente, esta es una historia de artificieros, pero va mucho más allá que eso: estamos en el futuro próximo (año 20XX) y la historia comienza con un artificiero americano que fracasa en su intento de desactivar lo que parece una enorme bomba. A continuación, imágenes de destrucción de ciudades americanas (con la sempiterna estatua de la Libertad hecha trizas). Poco después, la acción se desplaza a Japón, donde se nos pone en situación: una organización terrorista misteriosa, basada en la Antártida, ha colocado numerosas bombas termonucleares por todo el mundo, en lugares estratégicos, capaces de causar terremotos y tsunamis con la capacidad de arrasar naciones enteras, que es justo lo que han hecho con los Estados Unidos. Los terroristas, camuflados detrás de unas máscaras que representa que son calaveras de conejo, anuncian que el próximo país en ser arrasado será Japón…

das

Los artificieros japoneses caen como moscas intentando desactivar una de las gigantescas bombas.

Así, en Japón, un equipo de artificieros se prepara para desactivar las tres bombas termonucleares situadas en el océano Pacífico que, cuando exploten dentro de 10 días, destruirán el país entero. Para ello cuentan con la jovencísima genio Machiko Machida, una niña incapaz de hacer nada si no es al lado de Nagito “Nagi” Aranagi, un joven también artificiero que hace las veces de niñera de la infantil artificiera. Rápidamente, el grupo se pone en marcha para desactivar la primera bomba… Que resulta ser una especie de trampa en la que todos salvo Nagi (incluida Machiko) mueren irremediablemente. Con el afán de vengar a Machiko, Nagi se pondrá en marcha para intentar desactivar la amenaza, contando con la ayuda de un código informático que dejó póstumamente la joven genio artificiera… ¿Conseguirá desactivar las restantes dos bombas que amenazan a Japón? ¿Quiénes forman la misteriosa organización terrorista? ¿Por qué quieren arrasar el mundo? ¿Qué son exactamente?

Lo mejor

  • Una historia trepidante y con una premisa muy interesante.
  • Interesantes giros y sorpresas ya desde el primer tomo. ¿Quién imaginaría por ejemplo, al empezar a leer, que Machiko moriría a las primeras de cambio?
  • El misterio que supone no saber quiénes son los terroristas, qué es lo que quieren exactamente y cómo demonios han sido capaces de fabricar bombas tan enormes y situarlas en puntos tan diversos del mundo.

Lo peor

  • No se me ocurre ningún punto que destacar negativamente, la verdad. El dibujo no es ninguna gran maravilla, pero es superior a la media del manga japonés, así que ninguna queja al respecto.

Katsura Akira

Thursday, April 24th, 2014
  • Título: カツラアキラ –Katsura Akira–
  • Autor: Akira Toriyama (guión) / Masakazu Katsura (dibujo)
  • Editorial: Shūeisha
  • Revista: Jump SQ / Young Jump
  • Años publicación: 2008 y 2010 (publicación original) / 2014 (tomo)
  • Clasificación: aventuras, humor
  • Tomos: 1

katsuraakira1

Con la reciente publicación del tomo de Jaco the Galactic Patrolman en abril de 2014, Shūeisha decidió recuperar también las historias que Akira Toriyama y Masakazu Katsura crearon conjuntamente hace unos años y sacarlas en forma de tomo unitario, este Katsura Akira.

No hace falta decir que estamos ante un producto potencialmente brutal, debido al calibre de sus dos autores, ni más ni menos que el autor de Dragon Ball y Dr. Slump junto al autor de Video Girl Ai, I’’s o Zetman, una combinación potencialmente explosiva. Sin embargo, adelantando aquí la conclusión, el resultado es bastante regular.

Según se nos cuenta en la interesante entrevista conjunta que hay al final del tomo, Toriyama y Katsura hace muchos años que son íntimos amigos. Por otro lado, Toriyama, ya lo sabemos todos, es un poco vaguete y afirma que tiene muchas ideas en la cabeza pero pocas ganas de plasmarlas en el papel, y que si alguna vez se prestaba a crear alguna historia para que la dibujara otro, ese dibujante tenía que ser su gran amigo Katsura. Porque Katsura es capaz de cambiarle cosas y discutirle a Toriyama de tú a tú, mientras que otro autor seguramente se cohibiría y haría un “sí, bwana” en toda regla, cosa que a Toriyama aparentemente no le gusta. Le gusta que le discutan sus decisiones y que se las modifiquen si se ve que el resultado tiene que ser mejor. De hecho, en la entrevista se intuye que incluso Toriyama y Katsura llegaron a discutir bastante sobre una escena en concreto y fue Katsura el que finalmente se impuso después de que Toriyama, cansado de discutir, dijera “mira, tío, tú mismo, haz lo que te dé la gana”.

La primera colaboración entre los dos autores fue en 2008, coincidiendo con el estreno de la revista Jump SQ. El editor jefe de dicha revista intentó convencer a Toriyama para que dibujara algo para ella, pero Toriyama, con toda su pachorra, dijo que no le apetecía. Entonces el editor recordó que había leído en el algún lugar que Toriyama dijo que si alguna vez trabajaba con alguien ese tenía que ser Katsura, fue a convencer a Katsura y entonces consiguió su objetivo: nada menos que una historia guionizada e ideada por Akira Toriyama y dibujada por Masakazu Katsura.

Esta historia, publicada en 2008, fue Sachie-chan guu!! (¡Dale, Sachie!), que cuenta la historia de una chica de estilo “japo-cani” (una gyaru) que representa que es muy fuerte y a la que unos extraterrestres van a buscar (en realidad van a buscar a su padre, que es el verdadero experto, pero al final ella se les apunta) porque necesitan acabar con unos macarras galácticos que les están haciendo la vida imposible. El estilo de la obra es básicamente humorístico, y el dibujo tiene un punto “pop”, sobre todo en el diseño de Sachie, que difiere bastante del estilo que normalmente le conocemos a Katsura. Por cierto, en esta historia aparece por primera vez la figura de la “patrulla galáctica”, de la cual Jaco, el personaje posterior de Toriyama que después hemos descubierto que tiene relación con el mundo de Dragon Ball, forma también parte.

ds

Página de la historia Jiya

La segunda historia, de tres capítulos, es de 2010, se titula Jiya, y fue creada para la revista Young Jump en conmemoración de su 30º aniversario. Un miembro de la patrulla galáctica llamado Jiya llega a la Tierra para hacer unas comprobaciones, ya que los informes que le han llegado de un compañero no coinciden con los datos que originalmente se tenía del planeta. Efectivamente, algo raro está pasando, ya que los seres humanos están sufriendo los ataques de una especie de monstruo vampírico llamado Banpa y sus acólitos, unos seres a los que los humanos apodan “pulgas gigantes”. La niña rica Kaede y su fiel criado Kyūmonji tendrán también un papel esencial en esta historia con humor y situaciones curiosas pero también mucha acción.

Como he comentado antes, el resultado final como manga de esta recopilación es bastante regular, pero no deja de tener cierto entretenimiento si te gustan los guiones poco pretenciosos que Akira Toriyama realiza de un tiempo a esta parte (desde Cowa!, digamos) y el detallado dibujo de Masakazu Katsura, mucho más “suyo” en Jiya que en Sachie-chan guu!!

Como manga en sí, el resultado es flojo, pero desde luego es un tomo que ningún fan de Toriyama y/o de Katsura se querrá perder, de ahí su gran valor añadido. Tal vez lo más interesante del tomo sea la entrevista final, en la que podemos entrever el carácter de ambos maestros del manga, y las varias páginas de bocetos y diseños preliminares que lo complementan.

Lo mejor

  • Una historia conjunta de Toriyama y Katsura, eso lo dice todo.
  • La entrevista del final y los bocetos preliminares.

Lo peor

  • Podrían haber sido más ambiciosos y crear historias más elaboradas, sobre todo en el guión.
  • No me acaba de gustar el estilo “pop” que Katsura intenta en Sachie-chan guu!!
  • Algunas situaciones están metidas con calzador.

Tensai-tachi no kyōen (Recital de genios)

Wednesday, April 16th, 2014
  • Título: 天才たちの競演 –Tensai-tachi no kyōen– (Recital de genios)
  • Autor: VV.AA.
  • Editorial: Shōgakukan
  • Revista: Big Comic
  • Años publicación: 2013-14
  • Clasificación: historias cortas
  • Tomos: 2

tensaitachi1

Tenía fichada esta recopilación de historias desde que vi la referencia en la lista de novedades manga en Japón para el mes de marzo de 2014. Por mi trabajo, cada mes procuro examinar estas listas de novedades (que referencian unos 900 nuevos tomos que salen cada mes en Japón) para ver si sale algún nuevo tomo de las series que traducimos en Daruma, para tener los datos actualizados y saber cuándo va a haber más material de las series que están en curso.

Pues bien, en la lista de marzo figuraba este Tensai-tachi no kyōen (Recital de genios), con un elenco en el primer tomo que me dejó anonadado: Urasawa, Itō, Hagio, Morohoshi… Increíble. Así que lo puse en la lista de “to buy” y esperé a mi viaje de principios de abril a Japón para hacerme con él. Y en ese momento ya había salido el tomo 2, así que también fue a la saca, por supuesto.

Estamos ante una recopilación de historias cortas creadas por verdaderos genios del manga, un elenco impresionante de artistas, que han colaborado para conmemorar el 45º aniversario de la revista Big Comic, una de las más prestigiosas del seinen manga, y la primera que fue publicada por una de las grandes editoriales, allá en 1968. Si bien no fue la primera revista para público seinen (este honor recae, si no recuerdo mal, en la revista Manga Action de la editorial Futabasha, fundada en 1967), sí fue la primera para una de las “cuatro grandes” (Shūeisha, Kōdansha, Shōgakukan y, en menor medida, Kadokawa Shoten), lo que significó un paso de gigante para la consolidación del manga para adultos en Japón.

Los libros llegan a pelo, es decir, con las historias tal cual, sin ninguna explicación ni contenido extra (habría molado alguna que otra entrevista o algo), por lo que carecemos de información acerca de qué se les pidió a los autores y cómo. Y lo cierto es que parece que no hay ningún tipo de petición concreta, ya que cada autor trabaja la temática que le da la gana, con las páginas que le da la gana (la más corta tiene 8 páginas, la más larga más de 80…) e incluso hay autores que dividen su historia en dos capítulos y otro que llega a hacer no una, sino tres pequeñas historias. También desconozco si estos dos tomos que hay disponibles en este momento van a ser todo el material que va a haber o si se va a publicar un tercer tomo… No hay ninguna información.

He leído por ahí, buscando precisamente esta información (sin resultado, lo siento) que algunos lectores japoneses dicen que estas historias no valen mucho la pena, que son de autores efectivamente grandes, pero que a muchos de ellos ya se les ha pasado el arroz, y que ya no ofrecen lo que podrían haber ofrecido en su momento. No sé, la verdad es que yo he gozado como un enano con estas lecturas, y es que no son muchas las ocasiones en las que podemos tener, codo con codo, a nombres tan brutales del manga creando historias cortas originales con un objetivo común.

Voy a hacer una breve descripción de cada historia, para que veáis qué autores y temáticas hay:

Tomo 1

  • Shōwa Traveler Bangai-hen (Viajero de Shōwa, historia paralela), de Ken’ichi Kitami. Este autor es conocidísimo en Japón por el exitoso y longevo manga Tsuri baka nisshi. Su historia es autobiográfica y relata sus inicios en el mundo del manga.
  • Kaijū ōkoku (Reino kaijū), de Naoki Urasawa. Ni que decir tiene que esta historia, que va de un friki francés que se pirra por los monstruos gigantes kaijū y viaja a Japón para ver si consigue ver uno (en un futuro alternativo en el que sí hay ataques kaijū, pero solo en Japón) es una de las que más esperaba de este tomo. No en vano, está creada por Naoki Urasawa (Monster, Master Keaton, Yawara!, 20th Century Boys...), uno de mis autores favoritos.
  • Mōten no Venus (La Venus del punto ciego), de Junji Itō. Uno de los maestros del manga de terror más destacados de la actualidad, autor de Uzumaki (Planeta), Black Paradox (ECC) o Gyo nos deleita con una inquietante historia sobre unos jóvenes obsesionados con una chica amante de lo sobrenatural.
  • Hard Ball, de Hidenori Hara. El encargado del dibujo en el manga de Densha Otoko, conocido con el título de Otaku in Love en España (Ediciones Glénat), nos cuenta la historia de un joven empleado al que hacen la vida imposible en su empresa, y al que su jefe le transfiere a las oficinas de un equipo de béisbol profesional que ha adquirido recientemente. ¿Conseguirá que acuda más público a las gradas del desangelado club?
  • Last Fight, de Jun’ichi Nōjō. Este autor es, para mí, uno de los mangaka con mejor dibujo del manga actual, lo que pasa es que es muy poco conocido fuera de Japón porque se dedica a dibujar historias sobre apuestas y juegos de mesa como el shōgi (ver la reseña de Gekka no kishi en este mismo blog) o incluso sobre billar. En esta ocasión, nos ofrece una redonda historia sobre un boxeador en sus últimos momentos de gloria.
  • Yamizuna matsuri (El festival de la soga de las tinieblas), de Daijirō Morohoshi. Este autor cuenta con muchos fans y es toda una leyenda del manga alternativo, aunque a mí nunca ha acabado de entrar, seguramente porque he seleccionado mal las historias que he probado. Dos de ellas son Yume miru kikai (de su primera época, no muy representativo que digamos de su estilo) y Saiyū Yōenden, que es quizás la más comercial que tiene. Esta historia en concreto me ha parecido absolutamente brillante y fácilmente la mejor de todo el recopilatorio (incluyo en esto el tomo 2). Habla sobre un misterioso festival sintoísta que consiste en tirar de una cuerda sin saber muy bien qué hay al otro lado, pero hay que procurar no ganar ni perder, ni tampoco tirar de la cuerda de cualquier manera, ya que el festival sirve precisamente para celebrar el equilibrio del mundo… Pero el año pasado hubo un inquietante accidente y ganaron los del otro lado… ¿Qué ocurrirá este año?
  • Fukushima Drive, de Moto Hagio. Esta autora, una de las renovadoras del manga shōjo en los años 70 y creadora de una obra absolutamente brillante como El clan Poe, entre muchas otras, nos ofrece una especie de manga experimental basado en las letras de una canción que sirve como homenaje a las víctimas del terremoto y tsunami de 2011. Realmente raro y, francamente, me ha parecido demasiado pretencioso.
ds

La historia de Naoki Urasawa está, como no podía ser de otra manera, más que bien.

Tomo 2

  • Sono go no Gegege no kakeibo (Después del libro de cuentas de Gegege), de Shigeru Mizuki. Ya sabéis que el nonagenario Mizuki es uno de mis autores más queridos, y le he dedicado infinidad de reseñas y artículos (página 1, página 2 y página 3). Aquí no se mata demasiado y, en solo 8 páginas, nos cuenta una pequeña anécdota que le ocurrió en los años 60, en una especie de seudosecuela de su historia Gegege no kakeibo.
  • Revenge Doll, de Rumiko Takahashi. Una de las mejores versiones de la Rumiko (autora, ya sabéis, de Ranma ½, Maison Ikkoku, Inu-yasha, Lamu, Rinne… todas ellas publicadas en España) es la que se dedica a las historias para público más adulto que su campo habitual. En este sentido, Maison Ikkoku me parece el mejor de sus mangas, y las historias cortas que recopila en los tomos de Rumic World y la saga de las sirenas son muy buenas. Esta está en la línea de Rumic World y la verdad es que me ha gustado mucho. Va de un mangaka al que le llega un muñeco con el que supuestamente puede maldecir a otras personas, en tres grados: leve, medio y… muerte.
  • Uta no monku ja nai keredo (No son las letras de una canción, pero…), de Yarō Abe. A este autor le conocemos en MangaLand por la reseña de su obra maestra Shin’ya Shokudō (Comedor de medianoche), una auténtica maravilla. En esta ocasión nos presenta tres historias cortas costumbristas con diferentes argumentos pero cargadísimas de sensibilidad, muy al estilo de Shin’ya Shokudō. Tres joyas que son de lo mejor de esta recopilación.
  • Kidō senshi Gundam Thunderbolt Gaiden (Historia paralela de Mobile Suit Gundam Thunderbolt), de Yasuo Ohtagaki. El autor de Moonlight Mile (Ivrea) está trabajando también en la adaptación manga de una historia del universo Gundam subtitulada Thunderbolt. Esta larga historia paralela, de dos capítulos, cuenta con un dibujo espectacular y narra las peripecias de una banda de ladrones de piezas y equipamiento que se dedica a rebuscar entre los restos de las batallas. ¡Gundams, Zakus, Goggs y demás mechas en acción!
  • Gansaku Sabu to Ichi torimono hikae (Plagio de los arrestos de Sabu e Ichi), de Fujihiko Hosono, basado en la obra original de Shōtarō Ishinomori, presumo que en forma de homenaje. Hosono, un veterano autor que en realidad no cuenta con ningún gran hit que pueda sonar mínimamente en Occidente, homenajea a Shōtarō Ishinomori, el rey del manga, creando una historia de Sabu e Ichi, conocidísimos personajes de este autor sobre los cuales ya publiqué una reseña .
  • Ōgon no rough – Might no Status (The Golden Rough – El estatus de Might), de Tsuyoshi Nakaima. Spin off del manga de golf The Golden Rough, que está bastante bien y se deja leer pero que seguramente resulta mucho más interesante si conoces y eres fan del manga en cuestión, uno de los pilares de la revista Big Comic entre 1999 y 2011.
  • Munakata kyōju series, Susanoo saigo no tatakai (Serie del profesor Munakata, La última batalla de Susanoo), de Yukinobu Hoshino. Ya sabéis, si seguís este blog desde hace tiempo, que Hoshino es un autor que también me gusta mucho y, de hecho, la reseña sobre las peripecias del profesor Munakata fue una de las primeras en este blog, concretamente la segunda, allá en diciembre de 2007 (!). Esta historia corta es una más dentro de la serie del profesor Munakata y podría perfectamente formar parte de cualquiera de sus tomos. Quiero decir, la historia es excelente y se lee de maravilla, pero no tiene nada de especial que la distinga de todas las demás de la serie.

Lo mejor

  • Variadas historias realizadas por enormes maestros del manga.
  • Las historias de Urasawa, Rumiko, Junji Itō, Nōjō y Hoshino están realmente bien.
  • La mejor para mí es la de Daijirō Morohoshi, seguida de cerca por las tres minihistorias de Yarō Abe.

Lo peor

  • Obviamente, el nivel es variado y algunas historias resultan menos interesantes que las otras.
  • Tal vez las menos interesantes sean las que son spin-off de alguna otra serie que a priori el lector no tiene por qué conocer. Todas ellas funcionan perfectamente por sí solas, claro, pero aun así es como si cojearan por no ser suficientemente originales en comparación con las otras.
  • Echo de menos algo de material extra, tipo entrevistas o algún artículo, que cuente un poco de dónde surgió la idea para estas historias y cómo fue el proceso creativo tanto desde el punto de vista de los autores como de los editores.