El blog de Marc Bernabé

F no senkō – Ayrton Senna no chōsen!! (El rayo de la F – ¡¡El desafío de Ayrton Senna!!)

Wednesday, January 8th, 2014
  • Título: Fの閃光 アイルトン・セナの挑戦!! –F no senkō – Ayrton Senna no chōsen!!– (El rayo de la F – ¡¡El desafío de Ayrton Senna!!)
  • Autor: Kōyū Nishimura (historia original) / Katsuhiro Nagasawa y Hirohisa Onikubo (dibujo)
  • Editorial: Shūeisha
  • Revista: Shōnen Jump
  • Años publicación: 1991-92
  • Clasificación: automovilismo, documental
  • Tomos: 2

Ayrton Senna manga

Un manga no solo sobre Fórmula 1, sino además sobre uno de los pilotos más legendarios de la historia: Ayrton Senna. Descubrí esta gran curiosidad investigando sobre manga deportivo para la exposición del pasado Salón del Manga de Barcelona 2013 y no dudé en hacerme con él, no solo para que figurara en la propia exposición, sino además para incorporarlo a mi colección personal, leerlo y reseñarlo.

Uno de los motivos por los que me llamó la atención es el recuerdo que tengo de un compañero de clase del instituto que era un auténtico fanático de Senna. Aún recuerdo el shock que tuvo el pobre cuando el brillantísimo piloto brasileño tuvo su accidente mortal en el circuito italiano de Imola en 1994 . El caso es que a este compañero le encantaban los coches, sobre todo los superdeportivos, y su gran sueño era llegar algún día a ser diseñador de coches (se pasaba todo el rato dibujando coches sacados de su imaginación en cuadernos y en las esquinas de los libros de texto). Pues bien, este chico no solo no cejó en su empeño y encaminó sus estudios hacia ese campo, sino que actualmente trabaja precisamente en su sueño desde niño, lo que prueba que, con pasión y esfuerzo, hasta las cosas más peregrinas pueden hacerse realidad. Amb dos collons, Jaume!

Este manga es una auténtica curiosidad por varios motivos. Primero, como vemos en la portada y en la ficha técnica, por haber sido publicado nada menos que en la Shōnen Jump, y encima en la época de mayor esplendor junto a Dragon Ball y otros mangas históricos de la era dorada de la revista más prestigiosa y vendida de la historia del manga. Segundo, por ser una especie de manga documental de la espectacular temporada 1991 de Fórmula 1, en la que Ayrton Senna se acabó imponiendo por tercera (y última) vez en la lucha por el campeonato mundial de pilotos a los mandos de su McLaren, tras haber quedado campeón también en 1988 y 1990.

Ayrton Senna manga

Trepidantes carreras dibujadas con estilo manga hiperrealista

Como menciono, esto es un manga documental, en el que se nos narran las diferentes peripecias que tuvo que pasar Senna y su equipo durante esa temporada. Supongo que hay varios motivos por los que se decidió publicar el manga: primero, para intentar popularizar la Fórmula 1 en Japón en una época en la que este deporte no era muy conocido en ese país, y qué mejor que hacerlo sirviéndose de la figura más emblemática de esos momentos, el piloto Ayrton Senna (aún muy querido y recordado en Japón, por cierto), que además pilotaba un bólido equipado con un motor japonés, concretamente de la marca Honda (es posible que Honda pusiera dinero de patrocinio para que este manga fuera una realidad, por cierto).

No solo está bien narrada la historia (aunque a veces hay muchos datos, lo que ralentiza el ritmo de lectura), sino que además el dibujo a mí, personalmente, me parece muy bueno. Es realista, ya que al fin y al cabo este es un manga documental, pero a la vez dinámico y muy “manga” en lo referente a espectacularidad, sensación de velocidad y demás. Una lectura que sin duda encantará a los amantes de la Fórmula 1 en general y a los fans de Senna en particular.

Lo mejor

  • Muy buen dibujo, a mí me encanta.
  • Detallada narración de la trepidante temporada 1991 de Fórmula 1, con algunas licencias artísticas.
  • Hay una parte bastante sobrecogedora, cuando Senna habla de sus convicciones religiosas. Traduzco el texto: “Algunos periodistas habéis escrito que me creo inmortal porque sé que Dios me protege, pero eso es una gran estupidez. Uno no gana carreras ni se corona campeón por tener fe: incluso yo puedo sufrir algún accidente y hacerme daño o incluso morir…” Visto lo que le ocurrió solo 3 años más tarde, al leer esta frase no pude evitar sentir un escalofrío.

Lo peor

  • Muchos datos, a veces demasiados. Pueden ralentizar el ritmo de lectura.

Hiatari ryōkō (Alegre juventud)

Monday, December 30th, 2013

  • Título: 陽あたり良好 –Hiatari ryōkō– (Alegre juventud)Hiatari ryōkō
  • Autor: Mitsuru Adachi
  • Editorial: Shōgakukan
  • Revista: Shōjo Comic
  • Años publicación: 1980-81
  • Clasificación: comedia romántica
  • Tomos: 5 (edición normal) / 2 (edición Wide)

Debo reconocer que he tardado mucho en descubrir a Mitsuru Adachi, pero que una vez lo he descubierto, hará cosa de dos o tres años, me he rendido a la evidencia: es uno de los autores más entrañables que existen en el mundo del manga. Sus historias suelen ser todas muy parecidas, con triángulos amorosos sutiles, historias de instituto y mucho deporte (sobre todo béisbol) de trasfondo. Pero a pesar de que muchas de sus historias son calcadas, tiene algo que engancha y que directamente enamora.

Tras Touch, Miyuki, Cross Game y alguna que otra historia menos larga, esta vez me he decidido a leer Hiatari ryōkō, cuyo anime fue emitido en España bajo el título de Alegre juventud y es muy recordado por ello. Por eso he usado ese título en la ficha de más arriba, aunque en realidad Hiatari ryōko es una expresión que se traduciría por “da mucho el sol”, más o menos, y que se utiliza una vez al principio de la historia cuando Kasumi, la protagonista femenina, abre la cortina de su cuarto, ve encantada cómo la luz del sol inunda alegremente la habitación y exclama justo esa frase.

Temporalmente, esta historia pertenece a la segunda época de Adachi, que desde que debutó a principios de los años 70 hasta finales de esa misma década no pasó de ser un autor del montón, sin conseguir demasiado éxito. Pero luego, sobre todo a partir de la historia de béisbol Nine, el éxito comercial empezó a sonreírle y a partir de entonces encadenó tres exitazos sonados: Hiatari ryōko, Miyuki (creada en parte simultáneamente con Hiatari ryōko) y, cómo no, Touch (que empezó justo después de terminar Hiatari ryōkō y que hizo mientras trabajaba también en Miyuki).

Aunque en épocas posteriores Adachi ha seguido siendo un autor muy exitoso y sus historias son muy buenas (sobre todo Cross Game), creo que serán pocos los que negarán que su época de mayor esplendor fue precisamente la de Nine – Hiatari ryōko – Miyuki – Touch.

Hiatari ryōkō

Inteligentes y divertidos diálogos en una obra de rápida y entretenida lectura.

Así pues, ya empecé a leer Hiatari ryōkō con muchas ganas, sabiendo que estaba ante una obra muy querida por la gente (por algo será) y que fue contemporánea de Miyuki, un manga que me robó el corazón. Y ciertamente no me ha defraudado, ¡qué maravilla de manga!

De nuevo, si estamos ya acostumbrados a los planteamientos adachianos, no nos sorprenderá saber que la historia se basa en un triángulo amoroso. En este caso, los protagonistas son Yūsaku Takasugi, un chico bastante peculiar al que le gusta “animar a la gente” (y que por lo tanto se apuntará en el grupo de animadores del instituto, que tiene pésima fama) y Kasumi Kishimoto, una chica muy espabilada y dicharachera que tiene un noviete, Katsuhiko, que vive en el extranjero.

La historia empieza cuando Kasumi se va a vivir con su tía para poder ir desde su casa cómodamente al instituto. Una vez allí, se encuentra con que su tía ha montado una especie de pensión para otros chicos del instituto, todos ellos hombres: el guaperas pervertido ligón Shin Mikimoto, el grandullón y devorador Takashi Ariyama, el extraño y silencioso Makoto Aido y… el atrevido Yūsaku Takasugi, al que conoce cuando este abre, en pelotas, la puerta del baño y la ve allí duchándose también desnuda.

Como siempre en las obras adachianas, habrá muchos líos y muchas situaciones diferentes, incluso el casi obligatorio arco en el que el club de béisbol del instituto participa en las eliminatorias para el Kōshien (¡un arco bastante largo en el que el manga se transforma, deja de ser una comedia romántica y pasa a ser un manga deportivo con todas las letras!), y los sentimientos de Kasumi hacia Takasugi, que al principio eran casi odio, se van poco a poco transformando…

 

Lo mejor

  • Para mí, lo mejor de los mangas de Adachi son sus diálogos, absolutamente brillantes, mordaces y divertidos. Desde mi faceta como traductor profesional, y como parte de la deformación profesional que lógicamente tengo, pienso que tiene que ser todo un reto trasladar estos textos de modo que mantengan en lo posible esa gran agudeza del original. Ojalá algún día pueda…

 

Lo peor

  • Ahora ya no, pero en su momento seguro que muchos lectores renegaron de este manga puesto que originalmente fue publicado en una revista para chicas, la Shōjo Comic nada menos. Sin embargo, su contenido es muy poco shōjo. Tan shōjo como puede serlo Miyuki (¡publicado en una revista shōnen, la Shōnen Big Comic!) o incluso menos puesto que Hiatari ryōkō tiene un componente fuerte de béisbol en un momento dado y en Miyuki el deporte no se toca para nada.

 

Reggie

Tuesday, December 3rd, 2013
  • Título: Reggie
  • Autor: Guy Jeans (guión) y Minoru Hiramatsu (dibujo)
  • Editorial: Kōdansha
  • Revista: Morning
  • Años publicación: 1991-94
  • Clasificación: béisbol
  • Tomos: 12

reggie1

Este es un manga muy curioso, y no lo digo precisamente por la temática básica –el béisbol– sino por el hecho de que es uno de los poquísimos mangas guionizados por un extranjero (al menos al principio, ya que se ve que, una vez establecida la historia, Minoru Hiramatsu se encargó no solo del dibujo sino también del guión). Efectivamente, el propio pseudónimo Guy Jeans (que se pronuncia en inglés de forma muy parecida a la palabra japonesa gaijin(s), o sea, “extranjero”) ya nos lo dice todo.

Detrás de Guy Jeans se encuentra la figura de Robert Whiting, un veterano escritor y periodista americano afincado en Japón desde hace décadas y que se especializa en cosas como el béisbol o la mafia japonesa, la famosa yakuza.

Reggie, pues, es una historia de béisbol que ofrece algo especial, nunca antes visto en los mangas del género, que es la visión del mundo japonés del béisbol desde la visión de un jugador extranjero. Todo empieza cuando uno de los equipos japoneses más potentes de béisbol, los Tokyo Gentlemen, contratan a Reggie Foster, una estrella en horas bajas de la liga americana, para que se sume a su equipo. Por supuesto, los japoneses pagan una millonada por hacerse con los servicios de un jugador como este, que al no encontrar equipo en los Estados Unidos decide aceptar la propuesta nipona.

da

¡Dale, Reggie!

Una vez llegado a Japón, se encuentra al principio con un verdadero circo mediático del que no entiende nada (me recuerda un poco al personaje de Bill Murray en Lost in Traslation en este sentido) y después con unos métodos de entrenamiento y de juego que nada tienen que ver con su estilo ni con la manera de hacer americana. Reggie, un jugador muy orgulloso, en vez de pasar de los japoneses y no hacer ningún esfuerzo por adaptarse (la actitud de muchas estrellas en horas bajas que optan por terminar su carrera en Japón, atraídos por el vil metal), se empeña en salvaguardar su orgullo y, a pesar de que su andadura en el equipo no comienza muy bien y recibe muchas críticas primero e indiferencia después, pronto empieza a mejorar.

Lo mejor

  • Un punto de vista muy diferente de lo que es el béisbol en Japón.
  • El hecho de estar serializado por un extranjero especialista en el tema hace que la historia sea totalmente creíble a pesar de ciertas actitudes que parecen impensables (aunque si has vivido en Japón una temporada, acaban por no resultarte extrañas).
  • En el dibujo también se nota un esfuerzo por hacer una obra diferente, más de estilo americano.

Lo peor

  • El dibujo falla un poco a veces.

Libero no Takeda (Takeda el líbero)

Tuesday, October 8th, 2013
  • Título: リベロの武田 –Libero no Takeda– (Takeda el líbero)
  • Autor: Makoto Niwano
  • Editorial: Shūeisha
  • Revista: Shōnen Jump
  • Años publicación: 1991-92
  • Clasificación: fútbol, humor
  • Tomos: 9

liberonotakeda1

En estos meses, como sabréis si me seguís en Twitter o Facebook, he estado trabajando como comisario de la exposición de manga de deportes del Salón del Manga de Barcelona, y mi tarea ha implicado seleccionar los mangas más representativos de la historia de este subgénero del manga en seis grandes áreas (béisbol, fútbol, baloncesto, artes marciales, motor y otros). Durante mi proceso de selección he tenido, obviamente, que descartar un montón de obras porque una exposición así ni debe ni puede ser exhaustiva, debido a que la cantidad de manga deportivo que existe en Japón es sencillamente apabullante.

Cada vez que comentaba algo sobre mi trabajo públicamente, sin embargo, recibía algunos comentarios del tipo “¿vas a incluir tal o cual manga?” La mayoría de los mangas por los que me comentaban sí estaban incluidos ya en mi lista, lógicamente, ya que los que son conocidos en España figuran prácticamente en su totalidad en esa exposición, pero siempre había alguno que no lo estaba por un motivo u otro. Uno de ellos, sugerencia del dibujante DAC “of Dales Caña fame”, es este Libero no Takeda (Takeda el líbero), del cual nunca había oído hablar.

Libero no Takeda no está en la exposición porque es un manga que no ha aportado nada al género del manga deportivo, tampoco ha generado anime ni se ha exportado a España de ninguna forma, por lo tanto es clara candidata a no formar parte de esa exposición. Aunque, eso sí, tengo que reconocer que me llamó la atención esta recomendación y decidí investigar más, hacerme con el primer tomo y leerlo.

ds

Una página que ejemplifica bastante bien lo que encontraremos al abrir un tomo de este manga. 

Libero no Takeda es un manga de humor pasado de vueltas basado en el mundo del fútbol. Básicamente es la historia de un chaval, Takeda, que es bajito y cabezón, muy feo (¡muy del estilo de dibujo de DAC, por cierto!) que le encanta el fútbol y que por fin entra en una escuela donde tienen club de fútbol. Takeda tiene un carácter muy extrovertido y follonero, lo que hace que de buenas a primeras no caiga bien en el club, sobre todo al guaperas y creído Fuwato Uesugi, una de las grandes estrellas, que intenta impedir por todos sus medios que Takeda se pueda apuntar. Sin embargo, la destreza con el balón y la velocidad de Takeda conquistan al capitán Hōjō, que le propone formar parte del equipo, pero, eso sí, en la posición de líbero. Esto no le sienta bien a Takeda, cuyo sueño es ser el jugador más destacado, y el más destacado, cómo no, es el delantero que mete goles y no un “simple” defensa… Sin embargo, poco a poco, Takeda se irá convenciendo de que la posición de líbero no está tan mal.

Este argumento principal está aderezado con un montón de situaciones de humor absurdo, con disfraces de Takeda a lo Mortadelo y Filemón y bastantes situaciones de humor incluso escatológico o hasta de mal gusto. Es, de hecho, un manga de humor muy tonto que bebe directamente de la fuente de obras anteriores como Kinnikuman (Musculman) en su primera época, así que os podéis imaginar un poco de qué estilo estoy hablando.

Lo mejor

  • Algunos chistes son bastante divertidos.
  • En general la obra es bastante fácil de digerir.

Lo peor

  • Demasiadas bromas y demasiado pasadas de vueltas, a mí me provocan muchas de ellas el efecto contrario: en vez de reírme, me agobio con tanta tontería seguida.
  • El dibujo no es que sea tampoco ninguna gran maravilla.

Gekka no kishi (El jugador de shōgi bajo la luna)

Tuesday, September 17th, 2013
  • Título: 月下の棋士- –Gekka no kishi– (El jugador de shōgi bajo la luna)
  • Autor: Jun’ichi Nōjō
  • Editorial: Shōgakukan
  • Revista: Big Comics Spirits
  • Años publicación: 1993-2001
  • Clasificación: seinen, shōgi
  • Tomos: 32

gekkanokishi1

Hace bastantes años pude leer un tomo de J.Boy, una obra de este mismo autor, Jun’ichi Nōjō, que narraba una historia… ¡De billar! A pesar de la temática, a priori poco atractiva, el manga estaba narrado de forma magistral, con un dibujo espectacular y un ritmo trepidante que enganchaba como pocos. Este autor ha destacado mucho a lo largo de los años por, entre otras, obras basadas en el mundo de los juegos de mesa como el mah-jongg, y esta Gekka no kishi es uno de sus éxitos más sonados, ya que estuvo serializándose durante ocho años (32 tomos) y consiguió un premio Shōgakukan. Así que, entre una cosa y otra, me llamó la atención y quise darle una oportunidad.

La obra está protagonizada por Shōsuke Himuro, un joven de actitud bastante chulesca que llega a Tokio y se presenta en la sede del Shōgi Kaikan (Asociación Japonesa de Shōgi) para, según él, “ser profesional”. Obviamente, según las reglas de la Asociación, hay que seguir una serie de pasos específicos para ser profesional, y a priori le cierran la puerta, pero finalmente, poniéndole mucho morro, se las apaña para demostrar su pericia con este juego de mesa tradicional, que, a grandes rasgos y para facilitar la comprensión, se puede definir como “ajedrez japonés” (mira en la Wikipedia para saber más, si te interesa).

ds

Te toca tirar, amigo…

Shōsuke resulta ser el nieto de un legendario jugador de shōgi, Sankichi Mikami, que desde su más tierna infancia le ha estado enseñando y formando, y recomienda su admisión al Shōgi Kaikan con una simple carta en la que expresa “este acabará siendo meijin (el título que obtiene el campeón absoluto de shōgi)”.

Y así empieza una obra muy destacable en la que desarrollan trepidantes (?) partidas de shōgi. Leo por ahí que esta obra resultó ser todo un soplo de aire fresco en el género del manga basado en juegos de mesa y similares. A priori es complicadísimo realizar una historia dinámica con una temática tan estática, pero los trucos que Nōjō empleó (perspectivas imposibles, originales descripciones gráficas de las posiciones de las piezas en el tablero y demás) han creado escuela hasta el punto de que muchas de las obras del género de la actualidad “beben” de sus técnicas.

No deja de resultar sorprendente que existan mangas basados en juegos de mesa o juegos de azar, y que además estos conformen todo un subgénero con una legión de seguidores, pero como hemos dicho ya muchas veces, casi todo es posible en el manga.

Lo mejor

  • A pesar de la temática, la historia se desarrolla con muy buen ritmo y engancha.
  • La posibilidad de aprender un poco sobre shōgi.
  • Los trucos gráficos.
  • Los trucos argumentales y exageraciones, como jugadores de shōgi que desmayan, incluso alguno llega a morir en plena partida…

Lo peor

  • Perderse un poco en algunas escenas por no saber cómo funciona el shōgi. El manga se puede seguir bien aunque no se tengan conocimientos previos, y de hecho se incorporan explicaciones y notas para ayudar al profano, pero es cierto que si uno controla de shōgi seguramente lo disfrutará el doble.

Switch to our mobile site